3 am y no puedo dormir.
Desde hace algún tiempo que tengo eso de no dormir a la hora que debería, de noche siempre hay menos ruido y menos gente, pero mis ojeras ya son talla 38 b.
Tengo una botella de vino de sauco, delicioso, bastante dulce para mi gusto pero no puedo negar que es muy bueno, apenas y entra la luz en la habitación, en la calle todos parecen despiertos también, deben de padecer lo que yo o es que todos estamos bien y esta ciudad nunca duerme, entonces encontré mi lugar.
Al lado de mi habitación una pareja hace el amor, y si no es así, se deben estar matando a golpes, espero que estén haciendo el amor.
En el cenicero no hay colillas, en todo este viaje no he fumado ni un solo cigarro, por ende nadie me ha dicho que huelo a tabaco - hace poco me tuvieron toda una noche machacándome con que el cigarro tiene mal olor y con que debería dejarlo ya, hasta me dijeron luego de que no es “cool”, y aunque ser “cool” no me importe mucho - desde ese día, mi nariz se confabulo con aquella voz acusadora y ando como asqueado, o será la altura, embarazado no podría estar.
Se termino la botella, ahora está en el tacho, que estarán haciendo mis amigos en este momento, el sábado veré a algunos de ellos, se casa una chica de la promoción del colegio, será la primera gran boda de nuestra promoción, será simpática esa reunión, estará, el feo, el chato, el negro, el gordo (yo), el del acné, el orejón, el dientón, el loco, el pisado y hasta el cachudo, todos tienen un sobrenombre y a pesar del tiempo y la distancia, todos se aprecian.
He salido de la habitación por una coca cola, no respondían en la recepción, el tipo estaba dormido, al volver me he cruzado con la chica de la habitación de al lado, parece que si andaba haciendo el amor, ya que lleva puesta una camisa de hombre y una sonrisa deliciosa.
Ando nostálgico, no sé porque.
Me siento solo esta noche y aunque afuera todos están despiertos y no sería difícil pescar alguna gringa que también se sienta sola esta noche, no me provoca, quiero helado de mango y hacer un poco de música.
Recuerdo las primeras veces que vine aquí, relacionaba esta ciudad, con juerga y desenfreno, luego me di cuenta que en cualquier lugar está la juerga y el desenfreno, así que aprendí a valorar mas esta ciudad, y de hecho cada lugar al que voy.
Estoy aburrido y debo estar aburriendo con este post también.
Hoy en el bus escuchaba la conversación de una par de turistas, eran latinos también, hablaban de la eyaculación precoz, ambos estaban jodidos con el tema, pero no paraban de burlarse uno del otro. Hasta que uno de ellos dijo algo sobre la mujer del otro y este se molesto, dejaron de hablar el resto del camino. Ahora que volví, estaba leyendo diarios en web y encontré una nota sobre una píldora contra la eyaculación precoz llamada Priligy con la cual se espera que la eyaculación se retarde entre tres o cuatro veces en comparación con el tiempo que solían tener como performance estas personas. Si lo hubiera leído antes les hubiera alegrado el día a ese par de infelices, “si un hombre puede hacer feliz a una sola persona en la vida, su vida está justificada” decía bukowski y eso que era un maldito.
Ya quiero estar en Lima, es el primer viaje en mi vida que me parece triste o será que soy adicto al gris y al ruido.

video

A ver si les gusta este video.

Un abrazo.

Julio


PD:Buscando esta canción en la web encontré este video, me gusta porque la gente sale divirtiéndose a mil, jóvenes y tíos, todos rocanroleando, felices y yo aqui aburrido.