right_side
Audifonos Precios - Especialistas en Audicion

Cest la vie en el facebook

Compartir en Facebook

Buscar este blog

Seguidores

In:

Etreum acsor yarag, El grito silencioso


Debo empezar este post con una justificación, o un intento de, porque ya a los 23 años puedo juzgar aquellos actos como crueles y abusivos, pero éramos niños, pubertos, pícaros, palomillas diría mi abuela, hoy sé, que lo menos que causamos fue un trauma, creamos un mounstro en potencia, un asesino en espera, rencor, esperanza de venganza, heridas mas que físicas, psicológicas, hoy grito al mundo una disculpa que, aunque tardía, deseo que quede por la eternidad en la web, para que si algún día, mis hijos, y los hijos de los demás acusados, vean que sus padres, no siempre fueron esos tíos exitosos, ejemplares y bastante renegones que de seguro seremos.

Me permitiré citar su nombre, arriesgándome a una demanda, pero no importa Fernando, ya nada me importa porque estoy decidido a contar tu historia. Hoy al cortar el teléfono, apagué la grabadora, había prometido no contar lo conversado, pero cínicamente, mentí. Su nombre: Fernando Ismael Garay Palomino.

Y dice así:
-Hello, good morning, can i talk with Fernando Garay?
-sure,please wait (el sonido de fondo era como de ambiente juerga, festivo, sin duda era algun warike podrido de los tantos que hay en New York)
-Hi, who´s there?( su voz estaba cambiada, tenia el mismo sonido agudo que tanto detestaba, pero parecía maltratada, quizá, por las malas noches)
-¿Fernando? (Dije ansioso, esperando que reconociera mi voz, pero eso era casi imposible)
-Yes, who want to talk with me?
-Julio, Julio Venegas, de Perú, del colegio.
(Un silencio, que sentí larguísimo llenó la escena)
-¿De Perú?(pregunto con desgano)
-Sí, del colegio, ¿cómo estas hermano?
-¿Como conseguiste mi teléfono?
-Hermano, no me preguntes como lo hice, solo quiero que tengas en cuenta, que ha sido un esfuerzo inmenso conseguirlo, en realidad hace mucho tiempo que quiero conversar contigo, sé, que no es la mejor forma de hacerlo, ni el mejor canal para tener esta conversación, que para mi es trascendental, pero tenia que hacerlo.
- ¿De que hablas, no te entiendo, de seguro me estas jodiendo, como en el colegio?
- Sobre eso quería hablarte, Fernando, estoy enfermo, tengo una enfermedad terminal, y deseo, que el día que el señor me lleve junto a él a su reino, esté limpio de culpa, es por eso que hago esta llamada, es un grito desesperado, clamo redención a esta espina que atormenta mi espíritu ( mentí, descaradamente, pero el fin justifica a los medios, y no se me ocurría algo mas para sacarle unas palabras, estoy sano y ni siquiera soy católico)
- No termino de understand (en espantoso intento de spanglish)
- I know, fernando, pero entiéndeme, voy a morir y quiero pedirte perdón, en nombre de toda la gente, fuimos muy crueles contigo, de verdad me siento mal, perdóname (hice un sonido bastante real, parecido a un sollozo)
-No llores Julito, yo los he perdonado, aquí, la vida es muy dura, y aunque no lo creas, me golpea siempre, pero Uds. me volvieron duro, me cuartearon, y quizá si Uds. no hubieran destruido mi adolescencia con sus burlas y maltratos, no hubiera estado preparado para lo que me ha tocado vivir en gringolandia.
Si te contara todo lo que he pasado aquí… pero felizmente encontré lo que nunca pude encontrar en Perú, no sé si te burles, aunque ahora que te escucho, te siento sincero y la verdad Julio, me apena lo que te pasa, creo que puedo contarte, me casé, es una persona espectacular, me ama, me llena de detalles y regalos, es lo que nunca soñé, pudiera ser alguien conmigo, soy feliz, Julio, estoy lejos de mi familia, pero aquí encontré otra familia, como te comentaba, me casé, su nombre es erickson, ¿como es la vida no? Es de Ucrania, pero vive aquí desde muy joven, es obrero de construcción, a diferencia del Perú, ese trabajo aquí es muy bien remunerado, cansado y matador, el pobre llega molido a casa, pero siempre lo espero con la comida caliente, lo amo, nos conocimos en el psicólogo, cuando llegue del Perú, estaba en crisis, no podía salir a la calle, porque sentía que algo me podía pasar, que alguien podía hacerme daño, imagínate que si sonaba algún timbre, corría a esconderme, ¿porque me trataban así?
- Nos molestaba tu actitud, tu rostro cachaciento, en verdad lo siento Fernando, nada de lo que te diga puede justificar ninguno de los golpes que te propinamos. perdóname.
-No fue sencillo, ¿recuerdas todas las mañanas? Decían que era mi cumpleaños y me hacían apanado, cuando sonaba la campana para el recreo, me perseguían para seguir pegándome, yo solo deseaba correr por el patio, jugar a la pelota, caminar por el parque, como cualquier niño, solo deseaba vivir, pero Uds. no se daban cuenta del daño que me hacían, tu, “R” ,“F”, “E”, “M”,”A”,”L” y hasta el churro, marcaron esa etapa de mi vida, cada mañana, al despertar, sentía miedo, terror de tener que ir al colegio.
Es que fueron tantas cosas, tantos golpes, escupitajos, puntadas con alfileres, tanta marginación, tanto prejuicio…¿Podían dormir tranquilos?
- La verdad, sí, pero no mediamos nuestras acciones, lo lamento tanto, lo siento.
-Pero el que lo sentía, y en carne propia era yo, era por eso que cada vez que Uds. eran castigados, por alguna acusación mía, me sentía un poco liberado, pero Uds. nunca escarmentaban, yo solo podía defenderme acusándolos de lo que sea, muchas veces mentí, invente, ¿pero que mas podía hacer? Intente defenderme con los borradores, lanzándoselos, pero no conté nunca con que la mama de “E” les daría ligas y con su rudimentaria ingeniería, inventaran aquellas armas, hechas de papel y alfileres, mi espalda aun tiene la marca de las carpetas que arrojaban sobre mi, y mis labios, aun muestran el corte que me hizo la patada de “A” luego de que “E” amarrara mi cuello con una soga.


La conversación continuó por unos minutos mas, pero basta de morbo, fue patético oírlo, a la vez fue horrible el como me hizo sentir, en realidad lo cagamos hermanos míos, les digo una cosa, ojalá que si algún día tengamos un hijo no se cruce con unos malditos como fuimos nosotros, ya crecimos, y entendemos lo que causamos con una supuesta broma, dicho esto, me retiro, bastante tranquilo con mi conciencia, al fin, ahora espero sus comentarios, llenos de anécdotas que tanto Fernando, como yo, olvidamos tocar en esta delicada conversación.

In:

Crisis de los 30, teoria de la masturbacion, reencuentros inesperados. Epilogo de una muerte retrazada, adiós para siempre cucaracha Juancha


Este fin de semana decidí quedarme en casa y descansar, leer, tocar mis nuevas harmonicas (son siete, piedmond blues) y jugar play station, todo marchaba bien, era viernes, casi sábado y me preparaba para dormir y largar por unos días, las ojeras que me andan persiguiendo, día y noche, de pronto sonó el teléfono, era una amiga con la cual no hablaba hace ufff de años, era su cumpleaños y animada, me invito, fue tal la insistencia que cedí, avasallado en mis argumentos, prometí aparecer en un rato.

Al llegar encontré gente que no veía hacia mucho tiempo, todos cambiados, algunos pocos para mejor, casi todos… como casi todos, luego de tomar unas copas, me atreví a bailar, soy medio tieso y de mis 3 pasos básicos no salgo, ya con tragos encima puedo llegar a 5. Ya cansado de bailar, ósea después de 4 canciones, decidí ir a dar una vuelta por la casa, en el jardín me encontré con la persona que menos me esperaba encontrar esa noche, en realidad no pensaba verla nunca mas, la llamaré “L”.

Hago un paréntesis para contar quien era esta chica:

A “L” la conozco desde que tengo 6 años, estudiamos juntos casi toda la primaria, era delgadísima, alta, pecosa, pálida ,y llevaba un lunar sobre la boca, que la hacia ver muy graciosa, yo, niño, burlón y jodido hasta la crueldad, la llamaba , de mil formas, pero lo que mas la molestaba, hasta el punto del llanto, era que dijera que “L” llevaba una amiga consigo todo el tiempo, hasta le puse nombre, se llamaba Juancha, específicamente, Juancha la cucaracha, el lunar sobre su boca.

El tiempo pasó, yo cambie de colegio, perdí contacto con casi todo el mundo en aquel colegio, ahora tenia nuevos amigos, y no extrañaba para nada a mis antiguos compañeros, solo hablaba con dos, los cuales siempre me iban actualizando de las novedades de mi ex cole, “L” según ellos, conforme pasaban los años se iba poniendo espectacular y ya Juancha la cucaracha se había convertido en un riquísimo y exótico lunar que jamás pasaba desapercibido sobre esos labios deseados por mas de uno.

Por esas cosas de la vida, que siempre te da lo que menos esperas, me la encontré en la universidad, estudiaba lo mismo que yo, y estaba en mi salón!!!, y muy por el contrario de odiarme por haberle hecho la vida imposible en el colegio, se mostraba siempre asequible y cada vez que hablábamos parecía feliz, estaba tan o mas guapa de lo que me habían contado, y aunque siempre me pareció una chica inteligente, por otro lado siempre me pareció un tanto extraña, intrigante, pero estaba muy guapa y punto.Yo en aquellos días andaba de enamorado y no me atreví nunca a nada con “L”, era fiel, y la relación en la que estaba me encantaba, así que hasta ahí, la historia con “L” pareció terminar.

Yo, repetí el primer ciclo, y luego deje la universidad un año, cuando regrese cambie de turno y perdí contacto con todos los conocidos, era casi un nuevo, pero me adapte e hice grandes amistades.

Nos quedamos en que estaba en el jardín, salí a fumar un poco al aire libre, lejos de tanto humo concentrado y bailarin inspirado, la vi, estaba lindísima conversando con un grupo de gente que nunca había visto, sin duda era el centro de atención, todo el mundo parecía estar pendiente de lo que decía, llamó mi atención. De pronto giro hacia donde estaba y se quedo observándome, quizá no me reconocía (cosa difícil), ahora llevo cabello corto y barba, y no uso mas esas poleras poseras a lo Korn, ni tengo ese aire de rockero que mostraba en ese entonces. ¿Julio? ¿Julio Venegas? Preguntaba mientras se acercaba hacia mí, dejando a todo el grupo que la acompañaba, literalmente “parado”, expectante sin duda de quien era ese tipo llamado Julio, que sin decir palabra a hecho que "L" interrumpa su historia.

Me sentí casi un actor de cine en esas típicas escenas de reencuentro, “L” vino hacia mí, y nunca más regreso a aquel grupo.

Bailamos un par de canciones, y quizá porque notó que no me gustaba la musica o porque ya se había aburrido de mis 5 pasos,dijo para ir al jardín a conversar, teníamos tanto que contarnos(palabras suyas) y ya eran casi las dos de la mañana, hacia frío en el jardín, pero la charla estaba mas que interesante como para cortarla por factores climáticos, hablamos mucho, reímos mas, intercambiamos números y hasta quedamos en organizar un reencuentro con los sobrevivientes de nuestra primaria. Ya alrededor de las cuatro de la mañana me pidió que la lleve a su casa, yo, gentleman, acepte, no vivía muy lejos a la casa en donde estábamos, decidimos ir a pie, la conversación continuó y ya bajo el marco de su puerta conversamos sobre el amor y el desamor, y cada uno contó su rollo, de pronto me dijo, que quería tomar unas cervezas (casi no habíamos tomado en la reunión, puesto que nos la pasamos charlando en el jardín) y sedientos, partimos hacia Miraflores, entraríamos al primer warike que encontráramos.

Una vez dentro pedimos una jarra de cerveza, la cual se evaporò en menos de un minuto, pedimos una segunda jarra, y luego una tercera, y ahí todo se vino abajo, el trago desinhibe, eso es sabido por todos, y aprovechado por muchos, “L” en tragos se convirtió ante mis ojos, en un ser asquerosamente petulante, insoportablemente yoísta y mostró su lado mas bruto sacando a flote todo lo superficialon y golfistico (perdón si alguien se ofende) de su repertorio. Toda la conversa interesante de horas, se fue directo y sin escalas a la mismísima mierda, porque yo, desde que la conocí, siempre la vi como una chica distinta, para luego catalogarla de interesante e inteligente, luego de conversar por tanto rato, estaba casi seguro que no me había equivocado, pero si.

Una vez conversaba con una psicóloga, que muchos de Uds,deben conocer, es la novia del hermano de “stuven stone all day”, famoso personaje de nuestra fauna y flora limeña, ella, luego de escuchar mis argumentos referidos a las mujeres de ahora, sentencio que le parecía extrañísimo que yo pensara así, puesto que ese pensamiento arribaba a la mente del hombre a partir de los 30, o cuando están ya próximos a esa edad, yo argumentaba que es muy difícil conocer a una chica seria, una chica como para enamorada, porque sucede que, conoces a una tipa, hermosa e interesantísima, crees que has conocido a la “chica distinta”, con la que podrías entablar una relación, pero luego de unas copas, terminas en un hotel, quizá los de Marsano con Caminos del Inca que todos conocemos, o como “ R” en Santa Anita o los Olivos (no me odies) y luego de eso, al menos conmigo, como que se pierde la magia, y empiezas a verla muy por debajo de lo que imaginabas antes de, sobre esto un amigo, “P”, que se apellida Toledo y tiene tres amigas muy extrañas, tiene una teoría, el dice en relacion a este tipo de mujeres, que como con la masturbación, luego de llegado al éxtasis, se pierden las ganas, en otras palabras, una persona al masturbarse, imagina a mil, inventa historias fantásticas y disfruta gracias a su creatividad, del placer (mental) de encamarse y gozar de la forma mas deliciosa que alguien pueda concebir, pero luego, al terminar, quedas con un sentimiento de culpa, como que dices, “hey, ¿que fue?”, hasta triste te pones, hasta asco te da, entonces todo lo bueno que acababas de vivir, se esfuma y regresas a tu realidad, sentado, echado, de pie, en tu cama, en el baño, en el techo o en el carro, pero frustrado te das cuenta que lo que alucinaste, no esta. Esa es la teoría de “P”… ¿recuerdas? 736 al año.
No contare el final de la historia, porque no merece ser contado, en realidad no estuve en operación levante con “L”, pero sí, por un momento creí, que había conocido-reencontrado a una súper tipa, que por alguna razón había estado lejos de mi tanto tiempo, sin duda “L” no lo es.

Aviso de servicio público: Necesito un par de voluntarios que estén dispuestos a disfrazarse de girasoles y tomar por asalto una universidad, se dará buena gratificación.

In:

De empates victoriosos con sabor a derrota


El día de ayer fue un día bastante pesado, tuve una reunión de trabajo de casi 8 horas continuas, fue una reunión muy importante de la dirección en la que trabajo, todo muy ilustre, abordamos temas sobre políticas de desarrollo social y descentralización orientadas a el año 2008, ok, debo confesar que de todo lo visto en esa reunión, yo no conocía pero ni la mitad, entonces me la pase cabeceando con mucho disimulo durante toda la reunión, deseaba estar en mi casa y dormir, y por un momento olvidarme de problemas sociales, programas, políticas, computadoras lentísimas, sector publico burocrático, regiones, micros, choros, putas, contaminación, y demás bondades que forman parte de la surrealista exposición que es el centro de lima… solo deseaba mi cama.

Mientras tanto en Venezuela la selección peruana se preparaba panza arriba en su hotel para enfrentar a la selección de Evo Morales, entre tanto toda la gente buscaba algun point para so pretexto de ver este trascendental partido que decidiría el futuro del país y que quizá traería la solución a la pobreza extrema y a la desnutrición crónica, tomarse unas chelas y pasarla con los amigos.


El partido empezó a las 5:30 PM si no manejo mal la información, yo, a esa hora estaba en plena, roncada - exposición ,aún en el trabajo, cuando terminó mi tormento, salí disparado hacia miraflores en el primer taxi que encontré, el trafico estaba asqueroso y la vía expresa parecía la avenida abancay en los 80s, después de tamaño viaje, obviamente mi humor no estaba de lo mejor, acababa de enterarme que Perú iba a bajo en el marcador, enfurecí, al llegar a Miraflores, busque el local donde encontraría a mis amigos, no los veía por ninguna parte, empece a llamar a sus móviles, ninguno contestaba, enfurecí aun mas, ya mi hígado estaba lo bastante destrozado como para forzarlo mas así que decidí llamar a “R” que siempre esta atento al teléfono por si alguna femina decida llamarlo(“R” también sufre de pipilepsia, léase el también), contestó , lo carajeé porque no los veía por ninguna parte, estaban dentro, el local tenia una puerta lateral que conducía a un salón donde en pantalla gigante la gente podía observar el partido, y yo ni cuenta, hijos de puta!!!

Basto sentarme en esa mesa junto a mis amigos para olvidar todo el mal día que pude haber tenido, y es que esa es la magia de estos desgraciados, por mas mal que jueguen, por mas faltas innecesarias que cometan, por mas pases errados que den, por mas que los delanteros terminen de defensas y el entrenador haga los cambios mas extraños que uno se pueda imaginar, por mas que nunca (me refiero a la gente de mi generación) nunca los hayamos visto en un mundial, por mas que nuestros jugadores que juegan en el extranjero sean estrellas en sus equipos y acá no jueguen ni canicas, a pesar de eso y muchas cosas mas, tienen ese poder, y aunque en cada jugada les mente la madre 8 mil veces, y en cada ataque enemigo me orine un poco del miedo, debo confesarlo, los amo y si no estuvieran, si no existiera esa droga llamada fútbol, sin duda todos andaríamos deprimidos por nuestros problemas sean del tipo que sean.

Luego de esta demostración de fanático futbolero, debo hacer una segunda confesión, no me gusta el fútbol, no me gusta el deporte en general, y mi panza abultada lo puede demostrar, y quizá no sepa sobre deportes, pero esa condición de ignorante, me da cierta objetividad y capacidad de raje, alguna vez jugué fulbito, en el colegio, era de los que los escogían al último y todavía se la regían, el que perdía se quedaba conmigo, la verdad nunca me importo porque prefería quedarme aplastado en la tribuna escuchando música y pensando en nada, pero alguna vez jugué y por obra divina de no se quien me salieron mis cosillas, no se de donde saque cintura y hasta el relojito de Zidane me hice, pero de lo bueno poco, y en mi caso, suficiente.

Ayer Perú empato, clasificó, pero era Bolivia y como dato estadístico en las zonas altiplanicas existe un 54 % de desnutrición, y esos jóvenes que alguna vez fueron parte de ese universo seguramente, el día de ayer, nos pegaron un baile jodido, se jugó a lo que sea, pero igual la gente bebió en cantidades industriales y gozó, y sufrió, y gritó y por un momento olvidó los problemas que los aquejaban y eso es bueno, mediocre podrán decir algunos desubicados, realista diría yo, es lo que tenemos y lo que usamos como paliativo, si la iglesia es el opio del pueblo como decía Marx, yo digo que el fútbol al que juega Perú es marihuana después de una noche de cocaína, y lo dejo ahí porque me estén dando ganas de vestirme de corto y recién es miércoles.

In:

Mi noche sin luna en 24 cuadros por segundo

Recostado sobre mi lado izquierdo, observo con nostalgia la pared blanca de mi habitación, cavilando sueños, planes y proyectos que no podrán ser, soy testigo presencial y en calidad de invitado de honor de una derrota miserable, es diez y siete y también mayo, de un año similar al anterior.

Deformando la pared surgen grietas canallas que me transportan bruscamente y sin desearlo, a lugares desconocidos ¿acaso olvidados?… sin mas sentido de ubicación que el tacto y el oído busco a tientas el camino, siento el polvo ingresar en mi cuerpo, mis pasos lentos marcan el ritmo del tiempo entre la penumbra, que amenazante se muestra a lo largo de este camino que me atrae.

El suelo parece pantanoso, y un olor putrefacto va llenando el ambiente a cada paso que doy, sin duda no estoy mas en mi habitación, pareciera internarme en las profundidades de una bestia mitológica, dorsales pretenden ser los escalones que a ratos suben y que a ratos bajan, caprichosamente.

Luego de horas de continuar avanzando en esta noche continua y perpetua, he oído aquella melodía, aquel sonido armónico que acompañaba mis sueños tempranos, pero no alcanzo a identificar su procedencia, pareciera sumarse en un utópico matrimonio con el olor putrefacto que llena la atmósfera. Con el cuerpo cansado y adormecido, la esperanza de hallar una salida de este laberinto onírico pareciera extinguirse.

De un momento a otro el hermoso sonido que acompañaba mi condena se ha convertido en un hilo agudo, finísimo, insoportable, pareciera que las venas al interior de mi cuerpo pugnaran por estallar, rabiosas por semejante tortura, desesperado he empezado a gritar con todas mis fuerzas, como nunca antes lo he hecho, fortísimo, tan largo como el aire en mis pulmones me permite. Luego he caído sobre mis rodillas, precipitándome en arcadas, que n vez de vaciarme el estomago parecieran haber expulsado mi alma.

Completamente vacío en mi interior, me rindo al destino, y aun sobre lo que mi cuerpo acaba de expulsar, observo tristemente mi desdicha, sobre mi aparece exactamente lo mismo que percibo hacia los lados y aquel olor se hace mas fuerte y penetrante, dada la vanalidad de mantener abiertos los ojos impedidos de observar la luz, lo cierro derrotado, quedándome dormido al instante.

Recostado sobre mi lado derecho, observo con terror la pared manchada, gotas de sangre seca adornan esta habitación, el olor putrefacto no está esta vez en el ambiente, se desprende de mi cuerpo por cada poror abierto en flor, mis manos atadas por una especie de cuerda babosa están impedidas de cualquier movimiento, las piernas no las siento, solo un frío filoso recorre mi pecho desnudo, el cual pareciera preparado para entregar mi corazón en ofrenda.

La luz con una intensa potencia, no me permite observar sobre mi, pareciera quemar mis ojos, solo me es permitido sentir, y lo único que estos ojos pueden registrar para la memoria es aquella pared manchada con gotas de sangre seca.

In:

Nostalgia reciclada, en el dolor hermanos


Al terminar una de mis relaciones mas largas, las mas importante y significativa sin duda, quede desolado por mis penas y desamparado en mi soledad, día a día me atormentaba la nostalgia de no tener mas a esa chica que ya no estaba, que ya no deseaba estar o que simplemente ya no podía hacerlo.

Todos hemos pasado por esa etapa, y volveremos a pasarla, pues es mentira eso de que el amor es uno y que se ama una sola vez en la vida, pero existe gente que propugna ese rollo no sé con que cucufata y reprimida finalidad, idiotas, siempre y en el momento menos esperado llega otra persona que si bien no tiene el deber de llenar el vacío dejado por la otra persona (llamémosle el pasajero anterior),tiene la función de llenar los demás vacíos que tengamos en ese momento, nos encandila, nos emociona, nos alegra la vida y como debe ser, fue y será, por una ley universal que no acabo de entender, en algún momento nos hará sufrir y llorar, es así, simplemente porque así debe ser.

Hoy cuando pensaba en que escribir, recordé una de esas típicas conversas de cantina sobre el amor perdido que casi siempre se da en un lamentable estado de ebriedad, con un amigo que después de tamaño choclón de anécdotas deprimentes pasa a convertirse en hermano si no de sangre, al menos de lagrima, y es que en el dolor…hermanos.

Recordé una de esas charlas, no estaba ebrio ni en ningún warike, pero si estaba con un amigo, que como yo, había sufrido el horror de una perdida amorosa, y es que es horrible y a la vez graciosísimo este tipo de situaciones. Uno cuando se encuentra en ese estado evoca recuerdos hermosos, maldice el hecho de haber sido cortados o en el caso de los cortantes muchas veces jode el arrepentimiento, pero lo mas significativo y acaso mas doloroso es que nos sentimos tristemente solos y frustrantemente incomprendidos.

Aquella noche compartí con “R”, personaje ya conocido por ustedes, muchas de las cosas que viví con mi pasajera anterior, y el también hizo lo propio, y era gracioso ( ahora lo veo así, en ese momento me partía el alma) como coincidíamos en los recuerdos, parecía que hubiésemos amado a la misma mujer pues nuestras historias salvo por detalles eran muy parecidas y calzaban perfectamente en cada suspiro tristón, aquella noche recuerdo haber fumado docenas de cigarrillos y recuerdo también haberme sentido pésimo, recuerdo haberme sentido así muchas veces aun después de aquella noche en el parque junto a “R”.

Todo pasa, y así como debemos reinventarnos cada cierto tiempo también debemos aprender a dejar ir: personas, recuerdos, sueños, aprender que la vida es compleja, perfectamente imperfecta y durísima casi siempre, ahora lo sé y he logrado entenderlo, solo espero que si vuelvo a caer y necesite de un compañero de nostalgia, como aquella noche junto a “R”, algún amigo este junto a mi para que de un par de cachetadas me regrese a la realidad.

In: , , ,

De problemas, parrillas, borracheras, amigas, exs y demás jorobas

He empezado a hacer mis cronicas apaticas, donde hablare de cualquier cosa, lo hago por el simple hecho de que tengo ganas de escribir y un poco de tiempo libre, hablare de lo que sea y cuando me de la gana... dependiendo de la calidad del texto ruego su difusion, este carece de calidad asi que dejemoslo entre ud y yo.

Ahi te va:

Y un buen fin de semana desperté sin saber que hacer, el dolor de cabeza y la resaca son menos penosas en invierno pues el sol no te quema el rostro y las gotas de sudor de alcohol no apestan el cuerpo, en fin, desperté sin saber que hacer, con trabajo pero sin dinero, con amigos pero sin novia… recordé que la noche anterior conversaba con una amigo mientras estaba en una reunión en la Encantada de Villa, la reunión que en un primer momento era una parrillada intima, se convirtió en casi una fiesta, pues llegaron unos amigos mas del dueño de la casa con sus novias respectivas y ahí surgió la conversación, mi amigo llamémoslo “R”, planteaba el hecho de que porque nosotros no llevábamos amigas, y siempre hacíamos reuniones entre hombres o con alguna de nuestras hermanas presentes representando al genero femenino.

La noche transcurrió, la parrilla se termino y el trago se agotó y nosotros seguimos ahí, sin chicas nuevas, “R” es uno de mis mejores amigos, con ese simple comentario, me hizo pensar en el porque de esa realidad… y la verdad, hasta hoy no le encuentro el por qué, este amigo aseguraba que el problema es que nuestro grupo de amigos es muy parecido, todos tenemos una ex que nos dejó y no solo partió sino que nos dejo jodidos, además dijo que debíamos cambiar de aire, y en eso le doy la razón, el juntarse a tomar en un parque, al menos para mi, es para un chibolo, y la verdad para mi tomar sin mujeres pululando alrededor no tiene mucho sentido, a menos que sea alguna fecha especial. Adoro a mis amigos pero le doy la razón a “R” debemos cambiar de aires, ir a nuevos sitios y conocer a otra gente, yo lo he estado haciendo por mi cuenta, y no puedo decir que he sido un éxito rotundo, pero admito que la cosa marcha mejor, escribo esto para compartirlo con “R”, y espero tener una respuesta al asunto que trato en el presente documento.